sábado, 4 de noviembre de 2017

MARÍADINERO Ha pasado otro día.

Hola! Soy Bakary de nuevo!. Estoy con vosotros porque el otro día pensé... Voy a contar en el blog como transcurre un día cualquiera en MaríaDinero. Y a la mañana siguiente en mis notas apunté lo que sucedía durante la jornada.  Son las 8 de la mañana. Miguel pasa con su coche a buscarme al piso donde vivo, para trasladarnos al Muelle de Barcelona donde están las oficinas de Mariadinero.  Yo no tengo coche jeje. Con un solo brazo es muy difícil conducir. Llegamos y ponemos la maquinaria en marcha. 6 ordenadores empiezan a despertar. Es jueves. Todo está correcto.  2 ordenadores a cargo de Miguel, 2 ordenadores para mí y 1 ordenador para María y otro para Adán, aunque estos dos últimos  no llegan hasta las 12. Ya estamos trabajando, la actividad va aumentando poco a poco a medida que pasan los minutos. Todo fluye con normalidad. Las webs de nuestros bancos andan bien hoy. Algún día nos dan problemas. Pero hoy responden. Son las 12 menos cuarto. Voy a preparar 2 termos de Café porque van a llegar los Jefes. María y Adán empiezan a las 12.  Llegan a menos 10. "Hola buenos días. Que tal Bakary? Miguel..." De 12 a 4 de la tarde es cuando estamos los 4. Estamos, como se dice en España, "echando humo". Eso si que es estrés. Ríete de los controladores aéreos. Madre mía que cantidad de energía consumen nuestros cerebros. No doy detalles porque lo revivo y me vuelvo a estresar. A las 16 horas Miguel y yo finalizamos la jornada. Se quedan María y Adán. A partir de ahí no puedo daros detalles porque no estoy presente. Está previsto que María se marche a las 20 y que Adán se quede hasta las 9 de la noche. A las 9 Adán abandonará la oficina y el enganche informático, conexión que va a ser retomada por María desde su casa con el portátil, y que cubrirá hasta las 12 de la noche. Ha pasado otro día. Esto es MariaDinero.

No hay comentarios: